Imagen Vitamina D

Vitamina D

Hoy hablaremos de esta vitamina tan sonada actualmente y de su importancia para nuestra salud.

Hasta hace unas décadas se conocía a la vitamina D principalmente por su relación con el metabolismo del calcio y del fósforo, en especial por su papel para prevenir el raquitismo. A medida que la ciencia avanza vamos descubriendo más funciones de esta vitamina hasta el punto de empezar a considerarla una hormona.

A pesar de su importancia, una gran parte de la población sigue presentando niveles bajos en sangre de esta vitamina, lo que la convierte en un problema de salud pública.

Como hemos mencionado antes, la función principal de la vit. D es estimular la absorción de calcio y fósforo en el intestino, la reabsorción de calcio en el riñón y la movilización de calcio desde el hueso.
De hecho, sin la acción de esta vitamina, nuestra absorción de calcio sería tan solo de un 15% y un 60% de fósforo.

Esto significa que sin una cantidad adecuada de vitamina D, la salud de nuestros huesos puede verse dañada. Es por ello que esta vitamina tiene especial importancia en niños, ancianos y embarazadas.

No es suficiente quedarse en que esta vitamina es una molécula reguladora del calcio y fósforo, ya que además se ha visto que ejerce su acción sobre el sistema inmune y se ha relacionado con una reducción en el riesgo de cáncer, diabetes, enfermedades cardiovasculares o enfermedades autoinmunes.

La vitamina D es una vitamina liposoluble (que se encuentra en la grasa), por ello la podemos encontrar en aquellos alimentos que son más ricos en grasa como los pescados azules, los huevos y productos lácteos enteros, entre otros.

Otra forma de obtenerla es a través de la exposición solar, para producir una cantidad adecuada de vitamina D necesitaremos una exposición entre 10-75 minutos. El tiempo de exposición dependerá de tu tipo de piel (piel oscuras>piel clara) y época del año.

¿Tienes alguna duda?
Contacta en info@inigoperalesnutricion.com , info@entrenaalacarta.net o llama al 633 38 12 91.