Imagen Cereales Integrales

Cereales Integrales

Hoy hablaremos de la diferencia entre los cereales integrales VS cereales refinados.

Empecemos con los cereales integrales
Un cereal integral o de grano completo es un cereal que conserva una estructura original desde el cosechado manteniendo sus 3 partes principales: endospermo, salvado y germen.

Cada una de estas partes, aportan nutrientes distintos:

  • Salvado: fibra, vitaminas del grupo B.

  • Germen: antioxidantes, vitamina E, vitamina B, proteína y ácidos grasos.

  • Endospermo: hidrato de carbono y proteínas.

Imagen Cereales Integrales 2

Por el contrario, en el proceso de refinado, la harina del grano completo se refina separando el endoesperno del resto de partes de los cereales.

¿El resultado?
Una harina compuesta principalmente de endospermo llamada harina blanca.

¿Cuál es la consecuencia?
La primera y más evidente es el empobrecimiento en nutrientes. Sin salvado ni germen eliminamos todos los compuestos nutricionales antes mencionados.
Lo segundo es que afecta a la hora consumir y absorber esa harina. Al refinar la harina, eliminamos un compuesto muy importante: la fibra.
Ésta, además de ser un excelente alimento para nuestras bacterias intestinales, nos ayuda a que el índice glucémico (rapidez con la que un alimento puede elevar su nivel de azúcar (glucosa) en la sangre) disminuya, es decir, reduzca la capacidad elevar el azúcar en la sangre.

Por otra parte, la fibra también aumenta nuestra saciedad. Si comemos el mismo volumen de pan integral vs. pan blanco, acabaremos mucho más saciados con el integral, y no solo eso, sino que el pan integral nos aportará saciedad por más tiempo , ya que la fibra retrasa el vaciamiento gástrico.

Como ves, con un cambio tan pequeño en tu día a día como sustituir alimentos a base de harinas refinadas (pan, pasta, arroz…) por su versión integral, puede aportarte mucho.

¿Tienes alguna duda?
Contacta en info@inigoperalesnutricion.com , info@entrenaalacarta.net o llama al 633 38 12 91.